jump to navigation

Blaise Pascal refererido por Pedro Alejandro Lava Socorro. 12 noviembre, 2010

Posted by magisterveritas in derecho natural, derecho romano, derechos humanos, filosofia, imperio romano, iusnaturalismo, legislacion, ley, profesor pedro alejandro lava socorro, república romana, teologia.
trackback

Pascal : Los tres (03) órdenes de hombre – Pascal: The three (03) orders of a man.

Para Pascal, también como Descartes, está preocupado por la necesidad de adquirir un conocimiento absolutamente cierto, analiza los distintos medios de que el hombre dispone para hallar certezas.

 

De su análisis se desprende que tanto los sentidos son más fuentes de error que de verdad en cuanto que, mediante ellos, pretendemos obtener alguna certeza sobre el mundo que nos rodea.

 

Hay necesidad de interpolarizarse, de penetrar al propio yo, al igual que Descartes. Pero éste se queda allí, y a partir de la primera y fundamental certeza edifica toda una concepción filosófica rigurosamente racional, pero otro es el caso para Pascal, no le interesa una verdad abstracta, no se trata tanto de conseguir la vision geométrica de las cosas como de alcanzar la felicidad.

 

El rigor geométrico no puede satisfacer las necesidades profundas del hombre, a lo sumo una parte del entendimiento puro; tampoco por otra parte, puede quedarse el hombre definitivamente aislado en su interioridad.

 

La felicidad no puede encontrarse en el aislamiento interior como pretendian los epicúreos – empiristas, positivistas humanistas. El hombre ha de recogerse dentro de sí mismo en cuanto que esto signifique apartarse de la inconsecuencia e incertidumbre mundanas, del relativismo de los principios y de las supuestas seguridades de cuño humano siempre cambiables y sin fundamento sólido. Pero al propio tiempo, el hombre ha de trascenderse, ha de salir de sí mismo y contemplarse en su estado real de decadencia, verse como una diminuta partícula oscilante entre el infinito y la nada.

 

En este abismo sólo se dibuja, inequívoca una seguridad: la que de que ha de morir. En este estado miserable puede alumbrarse su propia grandeza. Ya es una señal de grandeza el reconocimiento de la propia miseria pues por ello puede llegar a elevarse.

 

Está lleno de bajezas, pero hay en él una capacidad y una aspiración constantes hacia el bien. ésta contrariedad de su propia naturaleza debe impulsarle a buscar la verdad. Ante él están su estado, la muerte, la eternidad como motores que pueden impulsarle a la búsqueda de la verdad, esta verdad es Dios. en EL está la clave de la explicación de nuestro estado de decadencia y de los débiles restos de grandeza que manifiestan un estado anterior más perfecto.

 

Para Pascal hay tres (03) órdenes de hombre, los que buscaron a Dios y le han encontrado, los que le buscan y aún no le han hallado, y los que ni le buscan ni le hallan. Es exigible la busqueda e incompresible la situación del hombre que se contempla en su mísero estado y que se abandona a él por negligencia o prejuicios, tales hombres merecen las mas duras palabras de Pascal.

 

No ven o no quieren ver su miseria, débilmente oculta por una trivial externidad que estriba en la ausencia de Dios, en la pérdida de Dios, y que para remediarla no hay otro medio que buscar a Dios.

 

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: